EL FARO

SIGNIFICADO DEL FARO

En la antigüedad, para informar a los navegantes de lo peligroso que era acercarse a las costas del mar, se encendía fuego en la parte más elevada de una torre muy alta, tanto de día como de noche.

 

Los faros se construyen a lo largo de las costas para guiar a los navegantes durante la noche. Cada uno de ellos emite una luz, un destello diferente a la de los demás, es diferente en color y en duración. A través de esta técnica, el navegante reconoce el nombre del faro y el lugar donde se encuentra. También los faros ayudan a las pequeñas comunidades pesqueras. Las luces guían adentro y afuera de las aguas a los pescadores.

Así como el faro está allí para cuando alguien lo necesite, da luz, ilumina el camino, ayuda a los que están perdidos y desorientados, Jesús es nuestro faro, y Él quiere que nosotros seamos luz en los lugares oscuros. Mateo 5:14-16 TLA dice: “Ustedes son como una luz que ilumina a todos. Son como una ciudad construida en la parte más alta de un cerro y que todos pueden ver.

 

Nadie enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón. Todo lo contrario: la pone en un lugar alto para que alumbre a todos los que están en la casa. De la misma manera, la conducta de ustedes debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios. Hagan buenas acciones. Así los demás las verán y alabarán a Dios, el Padre de ustedes que está en el cielo.”

Image by Joshua Hibbert
  • Facebook

©2021 Iglesia Bíblica Antioquía de México.

Asociación Religiosa. Registro Constitutivo SGAR/87/93